miércoles, 28 de noviembre de 2012

Nueva Crítica de Cosmópolis

Se ha descrito a la obra original de Don DeLillo como una novela “infilmable”, llena de diatribas filosóficas que difícilmente harían de una cinta algo accesible. Pero lo mismo se dijo de El almuerzo desnudo (Naked Luch, 1959), de Burroughs. Cronenberg supo tomar el material casi abstracto y transportarlo a la imagen en movimiento. El body horror eXistenZ (1999) es otra prueba de la pericia de este fascinante director por transmitir, y transmitir bien, un dificultoso guión. Con Cosmópolis sucede lo mismo: una lúgubre traducción del texto al arte visual, aunque conteniendo aun los diálogos casi impenetrables. Cronenberg la presenta de una forma bastante sutil y enigmática; todo esto aunado a la sorpresa de la cinta (y quizá del año): la actuación de la comidilla de los tabloides, Robert Pattinson.

La película sucede a lo largo de un solo día, mayormente al interior de una limusina blanca que atraviesa Manhattan para llevar a Eric Palmer (Pattinson), un millonario, a un corte de cabello al otro lado de la ciudad. Palmer y su vida parece ser una versión en microcosmo de la crisis económica que afectó a Estados Unidos hace tan sólo unos años: su problema es la decaída del yuan chino y se encuentra constantemente paranoico ante la situación. Pero eso no le impide darse el lujo de cruzar la ciudad para un corte de cabello (o haircut, que también tiene connotaciones de economía). A lo largo de su trayecto, entre protestas tipo Occupy Wall Street, se encuentra, dentro de su transporte, a varios personajes que ayudan a definir al personaje de Palmer en diferentes maneras: Michael (Philip Nozuka), su agente administrativo; Shiner (Jay Baruchel), su gurú en tecnología; su amante, interpretada por Juliette Binoche; su esposa Elise (Sarah Gordon), con quien habla de cosas triviales y tiene incómodos encuentros a lo largo del día; además de su propio guardaespaldas Torval (Kevin Durand) y la climática aparición de Paul Giamatti como un subordinado que fue despedido por la compañía de Palmer y ahora busca retaliación.

CRITICA COMPLETA AQUI

Palmer es la viva imagen del colapso emocional y social; no parece interesarse en la gente por ser muy ingenua, cree que lo sabe todo, pero como se lo habrán saber al final, su entendimiento de la condición humana es errónea. Deambula por las calles y locales de Nueva York sin propósito alguno. Aunque nos dice que se dirige a una estética (y eventualmente llega a ella), no parece tener prisa y se distrae con las visitas que suceden dentro de su limusina más las ya mencionadas divagaciones filosóficas. La manera de Pattinson de interpretar a Eric como un yuppie sin aprecio por los demás y su equivocada concepción de ellos, es de tal manera única que no parece ser el mismo que se hizo famoso en las cintas de vampiros que brillan como diamantes.

Lo surreal de esta odisea emocional es capturada por la pulcra fotografía de Peter Suschizky, que además de mostrarnos el confinado mundo de Eric (su amplia limusina) como un espacio infinito, encuadra a sus huéspedes desde una perspectiva que nos hace pensar que estamos en un sueño o en la misma psique de los personajes.

Cosmópolis carece de motivo y razón aparente, al igual que las intenciones de Palmer. Se nos bombardea con este diálogo de fuerte y profundo significado que tomará más de un vistazo para poder ser descifrado. La cinta es bizarra en contenido (véase la escena de la revisión de próstata dentro del auto), cargada con subyacente erotismo y violencia fortuita. El filme de Cronenberg parece una mezcla de varios temas y significados de tal homogeneidad que la hacen densa y pesada.

Al final son la destreza del director de Cuerpos invadidos (Videodrome, 1983) de manejar atractivamente el material original –por más ininteligible que sea– y el magnetismo de Pattinson los que hacen de la cinta algo hipnótico y atrayente.

11 comentarios:

  1. Que buena critica para la pelicula y el trabajo de Rob, ya quiero verla.
    Carol

    ResponderEliminar
  2. ME ENCANTO LA CRÍTICA, LO ÚNICO ES QUE SE EQUIVOCARON EN EL APELLIDO E ERIC ¿PALMER?

    XIM.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. XIM, si se equivocaron, es Packer
      Berta.

      Eliminar
  3. Carol, si que es buena y el crítico muy claro,he leído otras que no las entendía. A mi particularmente me encanta la película, pero ES RARA DE NARICES (al igual que el libro, que me pareció más raro que la peli). Los diálogos están muy bien, la interpretación de Rob excelente y la parte final con Giamatti es para mi gusto, lo mejor, un duelo de interpretación entre 2 grandes actores. Eso sí he tenido que verla 3 veces (dura de mollera que es una), la 1ª xq sólo vi a Rob, la 2ª para enterarme de los diálogos y la 3ª para poder juntar los diálogos con las interpretaciones y decidir si me gustaba o no. ¡Y si que me ha gustado!. En España no ha sido muy bien acogida por el público y creo que como mucho ha estado 1 semana en los cines, pero en cuanto la saquen a la venta en DVD me la compro y no sólo por Rob. Es una película que me ha gustado mucho y quiero tener. Bizarra,si, pero me quedo con la frase del último párrafo. Una cinta hipnótica y atrayente.
    Saludos
    Berta

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Exactamente coincido contigo.. es una película que se tiene que ver varias veces para poder entenderla en la trama... interesante pero intensa y complicada, excelentes actuaciones, pienso que es el mejor trabajo que he visto de Rob aunque a primera vista de la pelicula se sienta rara.

      Eliminar
    2. Para mi también es el mejor trabajo de Rob, es un registro completamente distinto a todo lo que ha rodado. Mucho más serio, de "adulto", y muy pocos actores se atreverían a soportar (como si hace Rob)todo el peso de la película. Esas miradas, esas caras y gestos de de hastío, son de un gran profesional. Le va a ir de maravilla con Cronenberg, como en su día le fue a Viggo, no es un director que le guste a todo el mundo, pero que sabe dirigir no hay duda. Creo que Rob acertó en trabajar con él, y espero que de una vez por todas se den cuenta de que no sólo es una cara bonita que tuvo suerte y tiene una carrera más allá de la saga crepúsculo.
      Berta.

      Eliminar
    3. Me encanta el cine.. y veo de todo tipo de películas.. me gusta el trabajo anterior de Cronenberg, por eso desde que supe que trabajaría con Rob sabia que sería genial para la carrera de el,.. han tenido tal quimica que seguirán haciendo películas juntos y será un amistad muy beneficioso para los 2 y para los demás.. David ha sabido sacar el talento de nuestro Rob como nadie.. es así como queremos verlo.. en proyectos nuevos que valgan mucho la pena.. presiento que Rob sera un gran actor a unos años mas..

      Eliminar
    4. Rob esta genial en esta película, muestra completamente su talento.
      Gina

      Eliminar
    5. Hola Berta, Elena pienso muy parecido a vosotras. Sobre la película Cosmópolis creo que ya dí mi opinión cuando se estreno, quizás soy poco objetiva, pero Cronenberg ya me cautivo con la película Inseparables protagonizada por otro inglés Jeremy Irons en aquellos años 80 y hasta la fecha creo que conozco toda su filmografía. Rob es su prototipo de actor favorito para David. A Robert le viene muy bien para su carrera. Si además tienen ideas afines mejor que mejor,para los dos.

      Eliminar
  4. De acuerdo con vos berta ya es hors que se den cuenta ....samira....

    ResponderEliminar
  5. Muero por ver a Rob en este papel
    Zara

    ResponderEliminar